Etiquetas

, , , , , ,

Día 5 Domingo 20 de mayo del 2018

Despertamos temprano para tomar el café de costumbre y lavar la ropa.

A las 9:15 a.m. fuimos a buscar taxi para ir a la Parroquia Mater Dolorosa que está a 5 minutos del hotel. Hay misa a las 8 y 10 a.m. y 12 p.m. El taxista nos cobró 200 pesos por llevarnos y recogernos. Fue una experiencia bonita y una oportunidad de escuchar la palabra de Dios.

En la tarde, pasamos a la galería como de costumbre. Comimos en el restaurante El Fogoncito, comida Mexicana decente por un buen precio – 5 tacos y un refresco por 110 pesos MXN (aproximadamente $6 dólares). Nos pasamos una hora caminando para distraernos y caminar.

En la tarde usamos el gym del hotel. El ejercicio ayuda con la salud física y mental.

Al atardecer, un baño para descansar. Como el cuarto del hotel tiene refrigerador, tenemos para cenar sandwiches. Esto nos ayuda a economizar. Un almuerzo pesadito y una cena ligera 🙂 En mi equipaje de Los Ángeles también traje snacks de proteina y té de manzanilla, aparte de mis cosas personales.

Anuncios