Etiquetas

, , , , , ,

El lunes, mayo 14 del 2018 a las 8:30 a.m. mi esposo tiene corte ante un Juez de Inmigración.

En el 1997 un notario prometió “arreglarle los papeles,” y como no recibió noticia alguna, mi esposo pensó que no se pudo lograr nada y siguió con su vida. Nosotros nos casamos en el 2003 y un mes después, fuimos con una abogada. Al empezar el proceso pedimos una FOIA (copias de documentos que tenía USCIS) – es cuando nos dimos cuenta que él tenía un Removal in Absentia.

Resultó que los documentos que entregó el natario fueron negados y mi esposo había sido citado a una fecha de corte para ser deportado en el 1998. Esta era la primera vez que él escucho de esto. Esto puso una trava en el proceso. En el 2012 conseguimos una nueva abogada que Dios puso en nuestro camino. Ella logró que el Juez acceptara reabrir el caso, sin que mi esposo tuviera que presentarse en corte. La petición pedía al juez que dejara a mi esposo permanecer en los Estados Unidos mientras seguíamos con el proceso de inmigración  (para ese entonces ya teníamos la I-130 aprobada). Tres años después mi esposo recibió la aprobación del Perdon. Cuando recibimos la Cita en Cd Juárez es cuando nuestra abogada sometió una nueva petición al Juez. El lunes mi esposo se presenta en corte para decirle al juez, basicamente que ya tiene su cita y va a cumplir su salida voluntaria.

Tengo Fe que todo va a salir bien. Dios es grande.

Anuncios