Etiquetas

, , , , , , ,

El lunes recibimos la orden del juez de inmigración concediéndonos la moción para cerrar administrativamente los procedimientos de expulsión de mi esposo. Estas son grandes noticias ya que mi esposo tenía cita ante el juez para mañana, el 17 de diciembre. Mi esposo no tendrá más citas para audiencias judiciales hasta que esté listo para su salida voluntaria con el fin de asistir a su cita consular. Estábamos súper nerviosos por lo de la cita, la cancelación nos ha dado una gran paz.

Lo único que tenemos pendiente al momento es que cuando nos aprobaron la petición  I-130, la aprobaron como si mi esposo no tendría que salir del país para conseguir su visa. Pero la situación de mi esposo requiere que salga a Ciudad Juárez con la I-601A, ya que entró ilegalmente hace 27 años y no ha salido. Desde el julio de este año, hemos tratado de conseguir que nos corrijan la aprobación para proceder con el proceso de NVC. Ya hemos perdido cinco meses. Para remediar la situación, tenemos dos opciones:

Opción 1 – escribir una solicitud formal al Centro de Servicio de Nebraska, la oficina de USCIS que manejó nuestra petición, para remediar la situación;

Opción 2 – presentar un formulario I-824 para solicitar que USCIS transmita la petición a NVC, sin embargo, hay una cuota de $405.

Queríamos evadir Opción 2, ya que fue error de USCIS y $405 no es una cantidad pequeña. Pero, estoy en un punto que ya no quiero perder más tiempo y vamos a tener que pagar los $405. También, Opción 1 no nos garantiza nada y podríamos solamente estar perdiendo nuestro tiempo y energía.

Al fin del día, el caso va en buen camino. La I-130 está aprobada y el juez nos concedió nuestra moción para que mi esposo no se tenga que presentar a corte hasta que nos llegue la cita de Ciudad Juárez. Estoy muy agradecida y contenta. Hace apenas dos años estábamos con el pendiente porque mi esposo tenía una orden de deportación en su record y no calificaba para la I-601A. Ahora califica para la I-601A y solamente esperamos corregir el error de la I-130 para proseguir.

Dios es grande. A que mantener nuestra fe y la esperanza.

Mil gracias a todos.

Les mando un fuerte abrazo,

Lucesitas

Anuncios