Etiquetas

, , , , , ,

Ayer tuvimos nuestra entrevista con USCIS para comprobar que nuestro matrimonio es legítimo. Esta cita tomó lugar más de un año después de entregar la I-130. En este post, les comparto mi experiencia con el oficial en las oficinas de USCIS en Los Ángeles.

Mi esposo ocupó de un intérprete, cual nosotros tuvimos que contratar y nos costó $200. Nuestra cita fue a las 10:30 a.m. Llegamos al edificio a las 9 a.m. para hacer fila y entrar por seguridad. Estábamos adentro para las 9:15 a.m. Nuestra cita fue en la sala 6024. No nos dejaron entregar nuestro documento para registrar hasta que nuestra abogada estuviera presente, ya que nos iba a acompañar. Ya que llegó nuestra abogada, hicimos “check in” y nos mandaron a otra sala, sala 6001. Allí esperamos hasta las 10:40 cuando nos llamó el oficial para entrar a su oficina.

En la oficina de USCIS estábamos presente el oficial, nuestra abogada, mi esposo, la intérprete, y yo. Hicimos juramento de que diríamos la verdad. Nuestra abogada, Elizabeth Pérez Uribe tenía documentos comprobando que era un matrimonio legítimo. Los documentos consistían de records de nuestras cuentas de ahorros comunes, fotografías empezando desde que salimos por primera vez en el 2000 hasta fotos recientes de este verano, records de nuestros impuestos del 2011 a 2014, actas de nacimiento de mi esposo, nuestros hijos y mía (copias y originales), y copia certificada del divorcio del primer matrimonio de mi esposo.

El oficial nos hizo preguntas sobre donde nos conocimos, cómo me propuso matrimonio, dónde residimos, si es casa o apartamento, cuántas recamaras tiene la casa, cuántos baños, nos preguntó por nuestros números de teléfono.

A mi esposo le pregunto los nombres de nuestros hijos, sus fechas de nacimiento, la fecha del día en que nos casamos. Cómo mi esposo fue casado previamente, le hizo preguntas sobre las fechas en que nos conocimos, la fecha en que se separó de su primera esposa, donde se encontraba su primer hijo, a que fecha empezó su hijo a vivir con su mama, la fecha en que me propuso matrimonio.

Al final, nos hizo muchas preguntas y levemente repasó nuestros documentos. Todo para decirnos que tenía que revisar los documentos y nos dejaría saber si necesitaba más documentos.

Creo que parte de mi deseaba una aprobación ese mismo día. Todo a su tiempo. Estamos en las manos de Dios.

Anuncios