Etiquetas

, , , ,

leonardos.jpg

 Hemos tropezado los dos, pero siempre te he sido fiel.

Te he amado desde el primer momento en que te vi.

De veras.

Estabas sentado en la mesa de mi mano izquierda, como niño bueno. Mirabas la pista de baile. U otra chava. Cargabas a un niño de un año en tus piernas. Dicen que los hombres con niños se ven más atractivos. Era tu echizo.

Lucías delgado, joven. Tus ojos verdes, aún no los podía ver. Allí estabas, sentadito. Con tu tan, tus pómulos marcados, y tu nariz afilada. Tus pelos cortos y unos cuantos rayitos.

Y de repente (después de esperar una eternidad), te encontré en frente de mi, preguntandome si gustaba bailar. Mi felicidad no podía ser más grande.

Nos dirigimos a la pista. Y empezó el rito de la conquistación. Tú dabas unos pasos, y yo te seguía- retándote a la vez. Y tu acceptabas mi reta.

Recuerdas las risas y las sonrisas?

 Y el baile terminó.

 Y me pediste mi número. Te lo dí.

Y unos días después, me llamaste.

to be continued…

Anuncios