Etiquetas

, ,

Hago esfuerzos… trato de colocar las diferentes etapas, incidentes y eventos en mi cabeza, en donde tú te encuentras. Un sinfin de gabinetes, enfilados, uno, dos, tres… mil? Capto la sombra de mi imagen, revisando datos, nombres. Tengo un sobre en mi mano, arrugado y un poco enpolvado. Lo abro. Allí estás. 

Solías esquivar mi mirada, sentándote a mi lado. Ahora no sé si intentabas decirme algo o si esperabas que quebrara el silencio con unas de mis bromas aniñadas. No sé. Pero recuerdo cuando esforzosamente abrías tus labios y me pedías- Me haces piojito? Yo te sonreía, tomando tu cabeza y colocándola en sima de mis piernas. Sentía las vibraciones que provocaba tu corazón. Resiento ahora los momentos de silencio. Lamento el no preguntarte el simple, Cómo estás? Tal vez ya sea muy tarde. Allí permanecías, recostada en mis piernas, pensando en quién sabe qué cosas. Y yo, egoistamente, acariciaba tu cabello pensando en lo mío, secretamente deseando que no interrupieras mi vida imaginaria.Recuerdo que en ese entonces, todavía había un lazo que nos ataba. Tal vez invisible, por que ya no lo veo.

Anuncios