Etiquetas

, ,

Recuerdo, cuando te vi por la primera vez. Lucías delgada, agachabas tu cuerpo, jorovando tu ego, recogiendo quién sabe qué de tu bolsa que reposaba en el suelo. Tu cara, pálida, requeriendo del sol para llegar a tu color natural. Tu piel, abrazando los años, con accentos de amarillo. Y tu pelo, mechas teñidas en cloro. Allí estabas.

Anuncios